FANDOM


“¡¿No lo entiendes Jak?! ¡La CIUDAD es MÍA! ¡Esta gente es MÍA! ¡ESTA GUERRA ES MÍA! ¡Y en la guerra, GENTE muere!”

~ Barón Praxis


El Barón Praxis fue el gobernante de Villa Refugio durante el Daxter y la gran mayoría del Jak II, es uno de los antagonistas principales de esta ultima entrega, y el responsable de la adquisición de los poderes oscuros de Jak.

Biografía

Pre-Jak II

Acceso al mando

En la llegada de Jak a Villa Refugio, el Barón Praxis ya gobernaba la ciudad, llevaría ya al mando unos 10 años. Damas era el antiguo gobernante en Villa Refugio antes del Barón, pero este le traicionó y lo desterró a la Estepa, quedándose el Barón el trono.

Jak II: El Renegado

Ganándose la confianza del pueblo

La ciudad parece ser que no estaba muy contenta con su nuevo gobernante, este tenía al mando a la Guardia Carmesí para acallar a los que intentasen derrocarlo y para acatar sus estrictas leyes. En uno de los ataques cabezachapa, el Barón se retiró, dejando caer una sección de la ciudad y muriendo todos los que luchaban. Dicha sección pasa a llamarse Ciudad Muerta.

Praxis, para ganarse la confianza perdida de la ciudad en él, hizo un trato con el jefe de los cabezachapas: El Barón les entregaba suministros de eco y los cabezachapas atacaban la ciudad lo justo para que pareciese que el Barón repelía sus ataques.

El proyecto "Guerrero Oscuro"

Para poner la balanza a su favor en la guerra contra los cabezachapas el Barón puso en marcha este proyecto, el cual consistía en inyectar eco oscuro a personas para que adquiriesen poderes, pero todos fallaron, hasta que llegó Jak. No hay fuentes que lo confirmen ni datos dentro del juego, pero existe la teoría de que la pitonisa ciega Onin, prediciendo el futuro, advirtió de la llegada de Jak al barón, convenciéndolo de que el experimento realizado en él sería un éxito. Esto explicaría varías cuestiones, el por que sabían Erol y sus hombres prematuramente de la llegada de Jak y de por que Onin ya conocía a Jak.

El experimento fue un éxito en Jak, pero las cosas no salieron como Praxis previó. Jak consiguió escapar de prisión manteniendo sus poderes, por lo que no pudo contar con su arma definitiva, pero si con otro poderoso enemigo.

La búsqueda de la Piedra Precursor

Otro de los intentos por ganar la guerra del Barón fue el de conseguir la Piedra Precursor y destruirla en el nido de cabezachapas mediante una bomba, la cual le proporcionó Krew. El Barón hizo una busqueda desesperada por encontrar la Tumba de Mar, en la cual se encontraba la piedra. Jak tambien queria hacerse con el poder de la piedra y terminó descubriendo donde estaba mediante una serie de puzles en el bosque refugio. Casualmente, la piedra se hallaba bajo la estatua del Barón edificada frente al Palacio. El Barón fue junto con la guardia a la tumba, esta arrestó a sus compañeros de la Resistencia y él entró en la tumba con una maquina con la que extrajo la piedra del templo, impidiendo así que Jak la obtuviese.

Traidor traicionado

Como se ha hecho mención anteriormente, el Barón pactó con Krew la creación de una bomba dirigida al nido con el objetivo de partir la piedra y desatar la energía que contiene. Pero Krew traicionó al Barón abriendo las murallas y vendiendo la ciudad a los cabezachapas.

Muerte

El Barón es asesinado por el jefe de los cabezachapas en el Terreno en obras, éste desvela en su ultimo aliento a Jak que tenía una segunda bomba ahí mismo, con la piedra precursor sobre ella, la cual fue extraída por Daxter. A pesar de haber sido un tirano, murió como un héroe, luchando por la supervivencia de la ciudad.

Jak 3

El Barón claramente ya no aparece, pero es mencionado por Damas cuando le cuenta a Jak que estuvo al mando de Villa Refugio antes que el.

Curiosidades

  • Algunos miembros de la nueva guardia carmesí lo menciona algunas veces con la siguiente frase: echo de menos al barón.
  • En algunos puntos fijos de la ciudad, podemos encontrar hologramas con la voz del Barón Praxis. Si te detienes a oir lo que dice, podrás escuchar algunas leyes, decretos o noticias, además de algún que otro ''amable consejo'' en tono irónico.